Weblog de 2º Humanidades

Poesía descriptiva por Ariel Bottinelli

Escrito por segundo-humanidades 18-07-2006 en General. Comentarios (7)


ALMAS

(En la muerte del padre Cámara)
 

Yo de un alma de luz estuve asido,
luz de su luz para mi fe tomando;
pero el Dios que la estaba iluminando,
veló la luz bajo crespón tupido.

Tanto sentí, que sollocé dormido,
y dentro de mi sueño despertando,
vi que el alma del justo iba bogando
por el espacio ante el Señor tendido.

Y, faro bienhechor, polar estrella ,
la mística doctora del Carmelo,
desde una celosía de la Gloria,

—¡Ven! ¡Ven!— le dijo, ¡y la elevó hasta ella!
Entraron las dos almas en el cielo
y un nuevo sol brilló en el de la Historia.

http://segundo-humanidades.blogdiario.com/img/Gabrielgala.jpg 

 
 
José María Gabriel y Galán

 

Nombre del Alumno: Ariel Bottinelli

Fuente: http://es.geocities.com/autenticapoesias/c2.htm

 

Poesia que cuenta una historia por Ariel Bottinelli

Escrito por segundo-humanidades 18-07-2006 en General. Comentarios (1)

 

 

 

 

 

 Aunque enciendan las luces es de noche

 

 

Me dices que hay camino, que lo ande.
Y yo sigo obstinado, dando vueltas.

Nombre del Alumno: Ariel Bottinelli

Fuente: http://edcrane.net/poesia/aunque-enciendan-las-luces-es-de-noche/

Poema de Violencia por Ariel Bottinelli

Escrito por segundo-humanidades 18-07-2006 en General. Comentarios (20)

Confesión

Esperando la muerte
Como un gato
Que va a saltar sobre
La cama

Me da tanta pena
Mi mujer

Ella verá este
Cuerpo
Blanco
Rígido
Lo zarandeará una vez y luego
Quizás
Otra:

<<!Hank!>>

Hank no 
Responderá.

No es mi muerte lo que
Me preocupa, es mi mujer
Que se quedará con este
Montón de 
Nada.

Quiero que
Sepa
Sin embargo
Que todas las noches
Que he dormido a su lado

Incluso las discusiones
Más inútiles
Siempre fueron
Algo espléndido

Y esas difíciles
Palabras
Que siempre temí
Decir
Pueden decirse
Ahora:
 
Te amo.

http://segundo-humanidades.blogdiario.com/img/Hombreviejo.jpg 

Autor: Bukowski.

Alumno: Ariel Bottinelli.

 

Poema de Amor por Ariel bottinelli

Escrito por segundo-humanidades 17-07-2006 en General. Comentarios (4)

                                                          Amante

 

Es igual que reír dentro de una campana:

sin el aire, ni oírte, ni saber a qué hueles.

Con gesto vas gastando la noche de tu cuerpo

y yo te transparento: soy tú para la vida.

 

No se acaban tus ojos; son los otros los ciegos.

No te juntan a mí, nadie sabe que es tuya

esta mortal ausencia que se duerme en mi boca,

cuando clama la voz en desiertos de llanto.

 

Brotan tiernos laureles en las frentes ajenas,

y el amor se consuela prodigando su alma.

Todo es luz y desmayo donde nacen los hijos,

y la tierra es de flor y en la flor hay un cielo.

 

Solamente tú y yo (una mujer al fondo

de ese cristal sin brillo que es campana caliente),

vamos considerando que la vida..., la vida

puede ser el amor, cuando el amor embriaga;

es sin duda sufrir, cuando se está dichosa;

es, segura, la luz, porque tenemos ojos.

 

Pero ¿reír, cantar, estremecernos libres

de desear y ser mucho más que la vida...?

No. Ya lo sé. Todo es algo que supe

y por ello, por ti, permanezco en el Mundo.

 

Carmen Conde.

http://segundo-humanidades.blogdiario.com/img/Beso.JPG 

Si desea escuchar el poema entra a: http://inicia.es/de/comountorrente/sonidos/cArmenconde_amante.mp3

Nombre del Alumno: Ariel Bottinelli

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Kes, Maximiliano

Escrito por segundo-humanidades 12-07-2006 en General. Comentarios (0)

Maximiliano Kes - 2ºH

 

 

Soneto II (AMOR)

Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso,
qué soledad errante hasta tu compañía!
Siguen los trenes solos rodando con la lluvia.
En Taltal no amanece aún la primavera.

Pero tú y yo, amor mío, estamos juntos,
juntos desde la ropa a las raíces,
juntos de otoño, de agua, de caderas,
hasta ser sólo tú, sólo yo juntos.

Pensar que costó tantas piedras que lleva el río,
la desembocadura del agua de Boroa,
pensar que separados por trenes y naciones

tú y yo teníamos que simplemente amarnos,
con todos confundidos, con hombres y mujeres,
con la tierra que implanta y educa los claveles.

Pablo Neruda, 1959

 

 Amor Otoñal (DESCRIPTIVO)

Te recuerdo como eras en el último otoño.
Eras la boina gris y el corazón en calma.
En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo.
Y las hojas caían en el agua de tu alma.

Apegada a mis brazos como una enredadera,
las hojas recogían tu voz lenta y en calma.
Hoguera de estupor en que mi sed ardía.
Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma.

Siento viajar tus ojos y es distante el otoño:
boina gris, voz de pájaro y corazón de casa
hacia donde emigraban mis profundos anhelos
y caían mis besos alegres como brasas.

Cielo desde un navío. Campo desde los cerros.
Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma!
Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.
Hojas secas de otoño giraban en tu alma.

Pablo Neruda, 1924

 

 

Solo para amarte (EMOCIONES VIOLENTAS)

Enloquecido estoy
por amarte una vez más
dale algo a mi existir
son tus caricias, es tu palpitar
uh, que llenan mi vivir
besar tu cuerpo de la cabeza a los pies
te pones fuera de vos.

De hace tiempo noches de pasión
alimentan nuestro amor
mi refugio son tus brazos
dame abrigo por favor
saca el frío de mi cuerpo y mi dolor.

Apasionado estoy ya no me dejes caer
no puedo vivir sin vos
quiero tu vida, dame una ilusión
que sea eterno a nuestro amor
miro tus ojos, veo tanta exitación
ya no puedo aguantar
esta locura que tengo por vos
que sea eterno nuestro amor.

Te amaré de todas formas
te amaré y sentirás
nuestras vidas siempre unidas estarán
que no muera nuestro amor
ya no me dejes caer.

Bartolomé Zanis, 1975

El Jardín (Historia)

 

Fue en el jardín de un manicomio que conocí a un jóven de rostro pálido y hermoso y lleno de encanto.

Y sentándome a su lado sobre el banco le pregunté:

-Por qué estás aquí?

Me miró asombrado y respondió:

-Es una pregunta inadecuada. Sin embargo, contestaré. Mi padre quiso hacer de mí una reproducción de sí mismo, también mi tío. Mi madre deseaba que fuera la imagen de su ilustre padre (mi abuelo) Mi hermana mostraba a su esposo navegante (mi cuñado) como el ejemplo perfecto a seguir. Mi hermano pensaba que debía ser como él, un excelente atleta. Y mis profesores, como el doctor de filosofía, el de música y el de lógica, ellos también fueron terminantes y cada uno quiso que fuera reflejo de sus propios rostros en un espejo. Por eso vine a este lugar. Lo encuentro más sano. Al menos puedo ser yo mismo.

Enseguida se volvió hacia mí y dijo:

-Pero díme. Te condujeron a este lugar la educación y el buen consejo?

Yo respondí:

-No, soy un visitante.

Y él añadió:

-Oh! Tú eres uno de los que viven en el manicomio del otro lado de la pared.

 

Kalhil Gibran, 1977